La Preparación Física Básica en el Baloncesto.

 imagesCALO3B8W

En los deportes de equipo, el nivel de ejecución de una habilidad específica diferencia a los jugadores buenos de los muy buenos. En baloncesto, cuando un jugador mejor sepa driblar, lanzar, desmarcarse y pasar la pelota tendrá más posibilidades de tener éxito en el juego. Pero, ¿Ser técnicamente bueno o muy bueno es suficiente? La respuesta es sencilla, no. Tener cualidades técnicas ayuda a ser un bueno jugador, pero no es suficiente, ya que esas cualidades específicas del deporte no saldrán a relucir si el jugador se encuentra en mala condición física. Existe un gran número de jugadores que tienen unas muy buenas condiciones técnicas pero sin embargo, carecen de la forma física o atlética. Con esto quiere decir que no poseen la velocidad, potencia, agilidad, coordinación, fuerza y resistencia necesarias para competir en un nivel más elevado.

Por tanto, el apartado de la preparación física en el baloncesto cada día esta adquiriendo mayor protagonismo. Y, ¿Cuáles son las cualidades físicas más importantes a desarrollar en un jugador de baloncesto? Dentro de la preparación física las cualidades que se trabajan son:

  • Fuerza.
  • Velocidad.
  • Resistencia.
  • Agilidad

 En cuanto a la fuerza, tradicionalmente en los deportes de equipo ha trabajado de forma aislada en el gimnasio, empleando para ello sobrecargas externas como barras, mancuernas o máquinas de musculación. De esta forma, se esperaba transferir estas ganancias de fuerza muscular al rendimiento competitivo mediante la posterior realización del trabajo técnico-táctico en pista. Sin embargo, el seguimiento de esta dinámica de trabajo esta muy alejada de los requerimientos específicos de estos deportes donde se repiten a lo largo del partido acciones de carácter explosivo, como son los cambios de dirección, los saltos o los lanzamientos, ejecutados siempre en una constante y difícil situación de cooperación/oposición.

Por tanto, hay que aplicar un entrenamiento de fuerza que se adapte al deporte en cuestión, en este caso al baloncesto. El jugador de hoy debe estar preparado para el contacto físico. Los buenos jugadores tienen la musculatura suficiente para saltar y machacar el aro, tirar después de ser objeto de una falta, buscar la posición idónea para seleccionar el tirAlba 1o y ganar la posición para capturar el rebote. Además de la necesaria aplicación de entrenamiento de fuerza para aumentar el rendimiento en las acciones que anteriormente he citado, una fuerza adecuada contribuye también a la prevención de lesiones y es un aspecto muy importante de la forma física. Por lo que la realización de en un programa de entrenamiento de fuerza diseñado a la medida de las necesidades de la preparación física de nuestros jugadores añadirá fuerza muscular en nuestro juego. Pienso que en España, en el entrenamiento de fuerza estamos un poco “retrasados” respecto a otras ligas como la NBA (caso extremo), donde muchos jugadores una ganancia en fuerza y poderío físico les ha permitido elevar su nivel de juego un peldaño más.

En cuanto a la velocidad, se define como la posibilidad del organismo de realizar movimientos por separado o complejos en un período corto de tiempo. Específicuntitledamente en el baloncesto se prepara al jugador en la velocidad de reacción, velocidad máxima en distancias cortas, aceleraciones, velocidad en la ejecución de los movimientos técnicos con o sin pelota. Al momento de ejecutar los ejercicios de velocidad el jugador debe estar descansado, realizándolos generalmente al inicio del entrenamiento. Los ejercicios que más se desarrollan para trabajar esta cualidad son: desplazamientos en diferentes direcciones, arrancadas y aceleraciones, saltos carreras con cambios de velocidad y cambios de dirección en distancias cortas. Siempre diseñados para que tengan la máxima transcendencia posible al juego real.

Siguiendo con la resistencia  es la capacidad de un músculo o grupo de músculos para contraerse y ejercer fuerza repetidamente durante un espacio de tiempo prolongado. ¿Cuántas veces un partido de baloncesto se decide en los minutos finales del último cuarto? Al finalizar este tipo de partidos, es muy común escuchar a los jugadores decir “es que las piernas no respondían”, “no podía seguirles el ritmo”, “nuestra intensidad ha bajado mucho”. Esto es debido a que probablemente les ha fallado la resistencia muscular. Por tanto es importante trabajar esta cualidad. Pero, ¿es suficiente con realizar ejercicios cardiovasculares a una intensidad media? Si nos paramos a analizar un partido de baloncesto, la respuesta es rápida, no. Es importante tener una buena base aeróbica, pero hay que dar más importancia a los trabajos anaeróbicos, ya que durante un partido predominan las acciones explosivas de alta intensidad, 1vs1, bloqueos, acciones ofensivas rápidas, etc.

Por lo que se refiere a la agilidad es la capacidad de ejecutar los movimientos con amplitud y eficiencia, siendo imprescindible en la ejecución de los elementos técnAlba 2icos y en el intercambio de la tensión muscular con el relajamiento. Los ejercicios para el desarrollo de la agilidad se centran en las articulaciones de hombros, muñecas, caderas, rodillas y tobillos, los cuales propician el amortiguamiento y la velocidad de los movimientos. Para ello se utilizan ejercicios de flexión, con repeticiones y con aumento en la amplitud de los movimientos, por ejemplo: Ejercicios con implementos tales como tensores o ejercicios de propiocepción.

 

Además de trabajar todas las cualidades enumeradas anteriormente, es importante prestar atención a llevar una dieta equilibrada, ya que ayudará a los jugadores a mantenerse sanos, acumular músculos y rendir al máximo sobre la pista. Además de abastecer su cuerpo con la energía básica que necesita.