Reto Practica Vida EP. Semana 1 – Entrenamiento Full Body

IMG_20140108_174604

Impresiones de Miguel:

¡Hola a todos! Primera semana de mi nuevo entrenamiento Full Body realizado y supervisado por Vicent Barres… ¿primeras impresiones? ¡BUENISIMAS!

Estoy notando unas recuperaciones muy muy rápidas, menos cansancio y menos fatiga en un mismo grupo muscular, es decir, las agujetas son menores!

¿Por qué será así esto? ¿Por qué con las rutinas clásicas Weider no pasa?

Le preguntamos a Vicent que nos cuente y así aprendemos:

Explicación de Vicent Barres:

Me alegro mucho Miguel de que las impresiones hayan sido muy buenas. Vamos por el buen camino y seguro que los resultados también lo son.

En primer lugar quisiera comentar que durante esta semana como se muestra en el plan de entrenamiento, Miguel ha realizado una rutina Full-Body con un total de tres sesiones semanales. Como nos indica Miguel en sus sensaciones al finalizar la semana, sus recuperaciones son más rápidas, menos cansancio y menos fatiga en un mismo grupo muscular, por lo que las agujetas son casi inexistentes.

Esto se debe a lo que ya comente en el post dedicado a las rutinas Full-Body. Con la realización de este tipo de rutina las ganancias de fuerza y masa serán mayores, porque entre otras cosas vas a dejar el tiempo suficiente para que los músculos se recuperen. En este tipo de rutinas no se “machaca” a cada grupo muscular ya que este tipo de rutinas respetan uno de los principios más importantes del entrenamiento que es la supercompensación. Cuando entrenamos se produce un desequilibrio en el cuerpo debido al estimulo que le damos a nuestros músculos, este desequilibrio es compensado después de una forma mas grande si recuperamos correctamente, pero si no recuperamos correctamente se produce el efecto contrario, es decir que empeoraríamos.

El objetivo de todo entrenamiento es lograr esa supercompensación, situarnos por encima del nivel inicial y para ello es muy importante una correcta recuperación.

¿Por qué con las rutinas clásicas Weider no pasa?

Es importante saber que las rutinas Weider no permiten este principio de supercompensación debido a que el daño acumulado en las fibras musculares en cada sesión es mucho mas grande de la que el sujeto puede admitir sin dejar tiempo suficiente de recuperación -estoy hablando de sujetos que no son culturistas y que no utilizan sustancias químicas-.

Por tanto como ya comente anteriormente en un post, las rutinas Weider tienen su lugar, sobre todo para aquellos que teniendo un objetivo marcadamente estético, donde sus entrenamiento va focalizado en desarrollar o perfeccionar ciertas partes del cuerpo.

Considero que para los objetivos de la mayoría de la gente que asiste al gimnasio las rutinas de cuerpo completo o torso pierna suelen ser la más eficiente, es decir conseguir los objetivos utilizando de la mejor forma posible los recursos y medios de los que se dispone.

Para finalizar, deciros que espero que os animéis a ser participes del plan de entrenamiento, podéis comentarle a Miguel acerca de sus sensaciones o a mi acerca de posibles dudas que os surjan con el entrenamiento. ¡Espero que os guste y que entre todos sigamos aprendiendo!

Gracias por todo Vicent, ¡¡¡¡eres todo un profesional!!!

Seguiremos informando…

Deja un comentario